17

Mi Viejo y el Mar

Posted by Chilanga Catastrófica on 2:56 p. m. in , , , ,
Fin de semana: visita relámpago al Mar. Siempre me quedo con ganas de más Mar cuando voy por varios días y ahora, ir de ida y vuelta... pero valía la pena y urgía "la medicina". Tenía en mente un lechero (bien cargado) en La Parroquia, platicar largo y tendido con mi Amiga del Alma y saludar al Mar, cómo quien le dice: al ratito vuelvo, solo pasaba por aquí, para que no te olvides de mi.
Mochila al hombro con lo básico: traje de baño, pareo favorito, libro, mi música (bendito i-pod), libreta de notas... en realidad no necesitaba nada más (en una de esas no me daba tiempo ni de sacarlas de la mochila). Y muy colocado entre ceja, oreja y corazón, se coló Mi Abuelo. El Ingeniero. A casi 7 meses que se fue, me seguía enojando la idea de que hubiéramos dejado Veracruz "para después”. Pa' los Noventa (como si pasar de los --¿30? ¿40? ¿60?-- no tuviera suficiente chiste). El caso es que cada segundo en Veracruz, traje a El Viejo presente. Creo que a ratos, hasta cargando.
El domingo, después de desayunar (dos lecheros bien cargados, huevos tirados) y para despedirme de el mar, caminamos por el malecón y un par de ojos y media sonrisa 'a lo Monalisa' (que en mejores momentos, seguro fue de galán), se cruzaron por nuestro camino. Les sonreí y cuando estaba por olvidarlos, de la nada aparecieron junto a mi, ahora con voz: Don Rafael. Marino retirado. Once hijos, otros tantos nietos y creo que seis bisnietos. Jarocho-Chilango del Mundo, 89 años y solo quería hablar un poco “pues la boca a ratos hasta le sabe a quinto”. Él comenzó a hablar y mis ojos a desbordarse. Todo el mar que había visto esos días, se escapaba a mares (valga la redundancia). Nos acompañó a caminar y yo ya no me quería despedir no quería dejarlo ir (otra vez). Había tanto que decirnos...Quería abrazarlo y decirle: pero mira, qué bien te va este cuerpo, ya podrías haber agarrado uno más nuevito, qué necedad con la misma edad, aunque se ve que estás cómodo... se ve que andas bien de dinero...
Veía su nariz, sus poros; su cara no era su cara. Sus ojos nublados por la edad y las cataratas, las canas mal cortadas en bigote y barba. Su risa entrecortada por los recuerdos subiéndole desde la panza y atorándose en la garganta. Me contó que a diferencia de los Viajeros, los de un amor en cada puerta, los Marineros entienden las ventajas de la distancia del Amor en cada Puerto.
Mientras lo escuchaba a mi se me agolpaban las preguntas que había estado acumulando estos meses: ¿porqué no me había respondido aquella madrugada en la cama del hospital?, ¿me había escuchado?, ¿ya viste lo que escribo? ¿te gusta? (me da terror su crítica feroz). Quería saber si no le molestaba que aun no pusiéramos su lápida ni Epitafio y explicarle mi teoría: tal vez todos, sin decirlo, queremos dejarle mas libre el tránsito si decide dejar de estar ahí, donde duerme ahora. ¿Te gustó la despedida Viejo? canciones cubanas, anécdotas, fotos, todos de blanco, nada de luto...linda ¿no?
Pero no lo hice. Por mucho que Don Rafael hubiera visto navegando por los siete mares o habiendo sentido lo que sintió cuando entró un día de tormenta en Cayo Alacranes y escuchó los cantos de las Sirenas, seguro nada se habría comparado con la impresión de tener una verdadera loca suelta en el Puerto y parada frente a él, hablándole de la otra vida, la que no vivió siendo mi Abuelo o peor aun, seguro hasta le espantaría la buena costumbre de abordar a los extraños.
Ya era de agradecerse que siguiera platicando conmigo sin entender nadita el porqué me había dado por llorar y hasta ignorándolo. Pero no conforme, me regaló un beso, su teléfono y al despedirnos hasta me dejó tomarle una foto, que de milagro salió enfocada por como me temblaban las manos.
Mientras por la carretera me alejaba de el Puerto, agradecí la visita relámpago y sobretodo el regalo que vino del mar. A manera de festejo (y lamentando no tener un Tinto a la mano) puse Tangos, algo de Cello, Bach, Vivaldi, Rachmaninofv y me dediqué a soñar con los ojos abiertos, una conversación de horas y de la mano con Mi Viejo.

|

17 Comments

Anónimo says:

Ay catastrófica mujer, qué comentario que más valga, sí las lágrimas que salen no valen ni la mitad. La necesidad de tenerlo cerca o simplemente tenerlo, me han hecho buscarlo en todos los octagenarios que se cruzan por mi camino. Realmente es un texto maravilloso, qué fortuna la tuya por coincidir en tiempo, lugar y espacio con Rafael el marino de mares cansados.
No hay más que decir, me llegó hasta el tuétano.


Hoy no sé si me caes bien o mal. Me recordaste a mi abuelo, y aunque creo que está bien, tampoco estoy del todo seguro.

Me encantó, buenísimo.


La mirada de un viejo amor a la experiencia, recuerdos de un ser que vive entre lagrimas y que inunda el mar de tu mente. Seguro se siente muy orgulloso cada vez que siente tus letras.


En estos días he oido hablar mucho de los abuelos... yo también extraño mucho al mio por estas fechas. Será que nos andan cuidando!!! que se dieron una escapadita para venir a vernos???

Anónimo says:

Me hiciste llorar..
tqm
L
estas increíble!, felicidades por esta aventura (tu blog), gracias por compartirla conmigo, la seguiré disfrutando, nunca dejes de escribir...


No quisiera errar con demasiadas palabras. Eres una hermosa persona. Y tu Viejo lo sabe y te lo quiere hacer ver. Por eso escribes esto y así.
Gracias por compartirlo. Esto y la buenísima plática de ayer. Que sea la primera de muchas.
Un abrazo muy fuerte.


K: Nada más que decir, sabes que TQ Bro.
Nadal, espero volver a caerte mejor ;)
León, ojalá así sea. Gracias por inyectarme la idea.
Miss Neumann, súper lida imagen esa los abuelos caminando entre nosotros. Un abrazo.
L.Querid@ Amig@, gracias a ti por compartir, x las porras, tu entusiasmo y x tu Amistad. TQM
Mi Queridísima D-Zen, gracias mil por todo y ya urge otra platicada!Efectivamente esa fue la primera de todas. Un abrazo enorme ;)


Se nota el legado.


Las mejores fotos salen así, de milagro y con manos temblorosas...

Y a veces solo uno les encuentra lo maravilloso, y eso es aún mejor.

Anónimo says:

Buenisimo porfvor no tardes tanto en escribir otro....estoy en crisis y tus historias me hacen respirar otra vez


Nacho, como siempre, un placer tenerte por aquí. Definitivamente el Viejo dejó un Gran Legado, difícil honrar con el "nivel" o la altura que amerita.
Perrito, ya te compartiré la foto... yo la encuentro maravillosa.
Anónim@, me dejaste sin palabras... sin embargo ya las busco y la ordeno para deja de nuevo algo por aquí. Vuelve pronto. Un abrazo.


Los abuelos... se ve que para todos tienen un lugar especial... Hoy pasé la mañana hablando de mi abuelo con mi madre. A las dos nos brillaron los ojos. Se hacen extrañar esos viejos. Nos dejan recuerdos en los lugares menos pensados como para que nunca los olvidemos...

Un saludote

Anónimo says:

Dios! Primaza. Dios! (Y nótese que usé la mayúscula esta vez) Precisamente el domingo en la noche tuve una experiencia extrañísima con mi abuelo materno (El Tito querido), o mejor dicho, con su voz que dejó un mensaje clarito en mi cabeza y en mi cuerpo -este último que en ese preciso momento seguramente tenía algo: "el muerto encima" o bien dormilado nada más; y aquella que una de dos: o estaba a medio funcionar o de verdad funcionando pero con una susceptibilidad desconocida para mí por tener al pesadito visitante sin dejarme mover un dedo- Mensaje este que voy a escuchar para no arrepentirme. Carajo! Es que no hay casualidades, o alguien que me explique ¿por qué tanto abuelismo este fin de semana?. Gracias primaza, ya te platicaré. Un beso.

Anónimo says:

Yo te explico... no soy Dios ni lo pretendo ser, pero con tanta pérdida en mi vida HOY te digo, La muerte NO EXISTE!! la gente vive mientras la recuerdes, mientras los recuerdos se crucen aún en un semáforo en insurgentes o en un Mar en Veracruz... La gente no es gente es amor... y si no me crees solo ve a tu alrededor y revisa tu vida como puedes llamar "muerto" a los muertos si provocan tantas lágrimas, tantas risas tantas memorias una lectura como esta y tantas reacciones?
Muertos los que están aqui y no aportan nada, eso es estar MUERTO DE VERDAD!!!
Cuantas veces lo quieras ellos vendrán, solo tienes que ver en ti mismo y seguramente tienes algo de cada persona y a veces descubrimos que están mas cerca de lo que creemos. Ellos visitan de vez en vez tienen ese permiso pero no es un capricho de los egoistas que nos aferramos. Vino a visitarte como tantas veces... sólo que esta vez si lo quisiste creer...


Pagana, como siempre, gracias por tus comments. Y sí...se extrañan.
Primazo de Lion!! qué gusto leerte y saber que me lees y sí... hay que parar oreja hermano, te adoro y gracias mil. Multiples besos.
Mensajera querida... aquí supe quien era la extraña que me leía y escribía. Y tu sabes que te creo y escucho y ok, acepto que la muerte puede que no exista... pero ah como chinga eh? TQ Amiga. Besos.

Anónimo says:

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»

Anónimo says:

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

Copyright © 2009 Catastrofismos... y no tanto All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.