20

Reminiscencia en la Memoria...

Posted by Chilanga Catastrófica on 10:48 p. m. in
Su abuela no la quería. Nadie se lo había dicho y E no entendía porqué pero simplemente, lo sabía. Lo sentía. Lo supo dentro de ella desde los seis años. Más o menos al mismo tiempo, conoció el significado del desprecio gracias a los domingos familiares en los que La Abuela preparaba su famosa receta de pollo a la naranja. El aroma del jugo de pollo con el cítrico mientras se cocinaba invadía la casa y la familia sabía que era momento de sentarse a la mesa cuando este aroma se combinaba con el de las papas recién asadas y el pan. No era necesario si quiera que llamaran a la mesa… el olor avisaba que era la hora.
También E sabía que ese momento era la hora de la humillación. Hijos, sobrinos, primos, nietos sentados alrededor de la enorme mesa del comedor esperando su plato y recibiendo la pieza de pollo de su preferencia: Lalo, Pepito y La Nena muslo y pierna; a Omar y César (como a E) les gustaba la pechuga (sin hueso ni pellejo) y Lola solo los muslitos acompañados de las alas bien doradas y así, todos iban recibiendo su plato, pero a E nunca le llegaba el turno. Su abuela parecía olvidarla siempre. Hasta el perro alcanzaba alguna pieza jugosa (tal vez la pechuga) y cuando Ella hacía notar en medio del barullo que a ella no se le había servido, la Abuela aparentaba sorprenderse o apenarse y corría a la cocina para regresar con un plato lleno de colas de pollo y un poco de papas que “había logrado rescatar”. Dejó de evidenciar esta práctica constante cuando notó que provocaba discusiones entre sus padres. Entonces la infancia empezaba a irse con velocidad y con ella la sumisión, dejando en su lugar la rebeldía típica de la adolescencia que aprovechó para evitar los domingos de pollo a la naranja en casa de la Abuela y con ellos, la sensación de repudio, desprecio y tristeza que la atormentaban.
El tiempo pasó y este todo lo cura o al menos eso se espera. La abuela murió y con ella la famosa receta dominical. Esto y algunos años en terapia lograron aliviar su autoestima, eliminar la idea de rechazo constante pero sobre todo, la sensación de odio hacia la Abuela y mandó al rincón del los recuerdos (o del olvido) aquella historia.
Pero ahora, después de tantos años todos esos sentimientos regresaban de golpe. Al entrar a casa de la abuela de Renato un lejano olor invadía el departamento y sintió de inmediato ganas de vomitar pero logró controlarse. Pensó que eran los nervios, pues era un día crucial. Decisivo para la relación y su futuro. Renato había sido muy claro desde el principio casi un año atrás: su abuela lo había criado y ella tenía la última palabra en todo. Si ella no aceptaba a cualquiera de sus novias, él sin siquiera cuestionárselo, las dejaba para jamás volver ni a pensar en ellas.
Ella tardó un poco en descubrir que el olor era la causa de su repentino malestar. Entró al baño buscando controlarse mientras Renato subía a buscar algún encargo de la anciana. Él sabía que era solo un pretexto de su Mama (como le llamaba cariñosamente) para encontrase a solas con E cuando saliera del baño, así que decidió aprovechar el momento para ir a la sala de TV y revisar el marcador del partido.
En cuánto abrió la puerta del baño, un golpe de olor le llegó al cerebro sacudiendo todos los recuerdos guardados en su memoria. Pollo a la naranja. Arcadas que logró controlar de nuevo. ¡Claro! Era pollo a la naranja. Vio la silueta de la anciana esperándola en el balcón absorta, tirando un poco de alpiste a los pájaros. No podía pensar. El olor la cegaba y con él llegó una terrible mezcla de rencor, dolor y odio que le nubló la mente. Sin decir una palabra, cruzó la puerta del balcón. Nadie podría detenerla. Nadie se interpondría a su felicidad, no la rechazarían. No la harían menos. ¡Nadie la alejaría de Renato jamás! Y antes de que la anciana pudiera siquiera percatarse de su presencia, E se paró detrás y la empujó con fuerza. Unos segundos después se escuchó un sonido seco y sordo. Silencio. Después, solo gritos…
Renato nunca entendería porqué su Abuela había decidido suicidarse: a su edad y en un día tan especial... si no hubiera sido por el apoyo incondicional de su ahora esposa, quién sabe qué habría sido de él. Al final, se resignó y terminó por coincidir con E: todo fue por aquel insoportable y desgraciado olor de Pollo a la Naranja.
Nota: ¡Feliz cumple a mi Blog... y a Nacho!
Actualizado el 23 de marzo.

|

20 Comments


felices cumples!

que bueno verla por acá de regreso.


Mi flaca querida, nos tenías a dieta de tus letras, pero ¡qué manera de regresar! Perfectamente pude percibir el olor de pollo a la naranja.

Felíz cumpleaños a tu blog, sabes que te adoro.


Feliz cumpleaños a tu blog. Y me ha encantado tu relato. Odié clarito el pollo a la naranja, ja.
Un abrazo fuerte.


Y todo por un plumífero bañado de cítrico...

Reitero lo dicho. Soy tu fan número uno.

P.D. Gracias por todo!!!

MarcoAnII says:

Nomás falta que con esto de la vigilia se les ocurra la receta esta del pollo en la casa! Te extrañaba Primaza.

Kiubs says:

Ta pocamadre chulis, no sé si por humor involuntario, pero me daba mucha risa nerviosa. Moraleja: ataca el problema desde la raíz. Sin embargo quien sabe si el pobre Renato haya perdido su mamitis/abuelitis con el incidente, sino sigue siendo un idiota. Besos.


Feliz Bloganiversario!

Portate mal!


Como siempre un gusto leer lo que describes, que me lleva a imaginar la historia, es increible como un aroma, una canción ,un lugar saca a flote tus más "olvidadas" emociones, para enfrentarlas. Besos.


¿cumpleaños? ¿tuyo? ¿cuando? ¿fiesta?

Un honor ser incluido, aunque fuera de manera somera en este GRAN relato. hace falta escribir mas seguido


GABA!!!!!!! Qué buen relato!!! Está oscurón y debo decir que ME ENCANTO ME ENCANTO ME ENCANTOOOO!!!

wow :)

Feliz cumple a tu blog y besos para ti :)


feliz cumpleaños a tu bloq que es genial...

macabro relato lleno de tanta veracidad...

saludos...


Lilith querida!! gracias por las felicitaciones pero sobretodo por la fidelidad... sin gente como tu, no habría cumplido un año... un beso!!

Mi Gin!! Yo también te adoro y lo mismo que a Lilith... sin ti, seguro no habría cumplido el año.

Lady Zen!! prometo que si comemos pronto por tu cumple comeremos lo que sea menos pollo a la naranaja!! Un beso grande.

Gracias a ti Fan número uno. Besos.

Primazo, yo también te mega-extraño. ¿Cómo te va de vigilias? (la neta es que la receta no es tan mala!!) Besos.

Mi Kiubs!! qué bueno que te gustó y más que te haya hecho reír... a mi me dio risa eso de eliminar los problemas de raíz, aunque la mamitis no se quita!! jaja

Dharma, gracias por la felicitación y la visita. Saludos!

Besos de regreo Maricela. Y gracias por tus comentarios y nuestras pláticas...

Mr. Prometeo, el cumple fue de mi Blog, pero tambien debería hacer fiesta... gracias con lo de GRAN y por regalarme (a fuerza) su nombre...

Ana!! gracias miles y duro con el Crush!!

Real-x, gracias por la felicitación y por el piropo de genialidad. Besos.


No sé qué decir, está bien chido, buena anecdota.


wow wow...sí que eres buena eh, no dejes de escribir y recuerdame a cada rato lo bien que te sale.


feliz cumple blog!!!

ya sabes que te leo siempre y te acompaño por aqui =D

cheers!

la mensajera! says:

como es posible que no hayas escrito esto años atrás!! un fin perfecto para tantas suegras!! en especial la que yo tenia! jejeje

te quierooo! gracias por hacerme reir, un final totalmente inesperado, pero definitivamente con tu Trade Mark!

MAS EXITOS Y MAS BENDICIONES! te espero para comer pollito yo lo preparo!!


Mr. Solo: juro que no es mi anécdota eh? no me vayan a tachar de mata viejitas o algo así... beso!!

Tamara, como siempre un millón de gracias por tus porras... bienvenida siempre por acá. Saludos!!

Opphelia!! Nos seguimos mutuamente y gracias por las felicitaciones... Un abrazo fuerte.

MENSAJERA de mi corazón!! Nos echaremos ese pollito... no sé cuándo pero lo haremos... Mejor que no escribí esto antes, así el único asesinato es este. Un mega beso y yo también te quiero.


Da un gusto fresco leerte y releerte.

Saludos


qué ondas, mi Gabba, ¿ya un nuevo post, no? Te esperamos ansiosos por aquí...
besos


p.d. visítame también, estás invitada.


Servida Lady Ex-Zen...Siempre Elisa. Un beso enorme.

Copyright © 2009 Catastrofismos... y no tanto All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.